Edificio Intermodal. Aeropuerto de Barcelona

El edificio intermodal se caracteriza por una fachada neutra de aluminio que establece una continuidad entre las Terminales A y B. El volumen del nuevo edificio se sitúa separado del nuevo cierre de fachada y actúa como un volumen independiente con doble piel. La piel interior es de pavés opal, y la exterior es de policarbonato. En una primera fase, el edificio se conectará a este nivel con la pasarela que facilita el acceso a la estación de tren, mientras que en una fase posterior se conectará con la futura ciudad aeroportuaria.

Programa : Infraestructura
Ubicación : Barcelona  
Cliente : AENA  
Arquitecto : Ramón Sanabria, Ramón Artigues, Carlos Ferrater
Superficie : 11.400 m²  
Estatus : Finalizado